PIERLUIGI COLLINA

PIERLUIGI COLLINA

Considerado como el árbitro más imponente que el fútbol mundial ha conocido hasta hoy. Designado como “Mejor Árbitro de Todos los Tiempos” por la Federación Internacional de Historia y Estadística del Fútbol (IFFHS). Actualmente es asesor de la Asociación de Árbitros de Fútbol Italianos (AIA), y miembro del Comité de Árbitros de la UEFA.

"Tomando decisiones bajo presión"


El mejor árbitro de todos los tiempos y desde 2010 Director Arbitral de la UEFA.

Es conocido como el árbitro con más personalidad y más carisma de todos los que han pisado un campo de fútbol. Su manera de dirigirse a los jugadores en cada partido, la expresividad de sus ojos y su rostro, su seguridad y su profesionalidad en el campo de juego, han convertido a Collina en un árbitro querido por la afición y respetado por los jugadores.

Estricto o conciliador, pero siempre justo y siguiendo escrupulosamente el reglamento aplicaba sus castigos a los jugadores más cotizados de todo el mundo.

Sigue mediado en los encuentros más importantes de muchas competiciones.

Entre otras competiciones, arbitró la final de los Juegos Olímpicos de Atlanta en 1996 y la Final de Copa de Campeones en 1999, además de participar en los Mundiales de Francia de 1998 o los Campeonatos Europeos de 2000.

El arbitraje por el que ha conseguido un mayor reconocimiento ha sido la final del Mundial de 2002 entre Alemania y Brasil. En 2003 publica el libro “Mis reglas del juego. Lo que el fútbol me ha enseñado en la vida”, hablando de la importancia del respeto a las reglas como uno de los valores fundamentales en la vida.

Ha obtenido numerosos premios y ha sido considerado como el mejor árbitro de todos los tiempos.

Actualmente imparte conferencias sobre cómo tomar decisiones cruciales en pocos segundos o cómo ejercer tu liderazgo haciéndote querer y sobre todo respetar. Habla italiano, inglés, francés y español.