Blog

Emprender-motivacion-management

Pasión y metas para emprender

Nos encontramos en un momento “complicado”, en el que muchas personas se lanzan a la aventura de emprender por absoluta necesidad, sin saber que se adentran en un terreno tan apasionante como duro en muchas ocasiones.

Pasión…

Lo primero que hay que tener claro a la hora de emprender un negocio, es que resulta imprescindible que lo que vayamos a hacer sea algo que nos apasione. Hay muchos otros factores a tener en cuenta y que trataremos más adelante (estudios de mercado, necesidades, competencia…), pero si a todo eso no le ponemos una dosis enorme de pasión y dedicación, será muy complicado que nuestro negocio llegue a alcanzar el éxito.

¿Alguna vez has sentido que el tiempo vuela, que pasan los días trabajando sin que te des ni cuenta? Esa es la sensación de la que hablamos cuando nos referimos a tener pasión por el trabajo, no importa cuántas horas dediques, el tiempo libre que tengas, o las cañas que te pierdas, nunca te vas a sentir cansado porque te gusta lo que haces y crees ciegamente en ello.

No olvides que los más grandes emprendedores de la historia han coincidido en que el dinero no fue su prioridad, y las razones que los guiaron fueron la pasión, los deseos de superación y los ideales de cambiar el mundo.

Metas….

Te gusta lo que haces, tienes una idea fantástica, y has decidido dejar el miedo atrás y lanzarte a por ello. Esto nos lleva al segundo paso, y es que desde el primer minuto tienes marcar unas metas, tanto para ti como para tu equipo, si lo tienes, que han de ser precisas, claras y estar muy bien definidas en el tiempo.

¡No navegues sin rumbo! Si lo haces terminarás a la deriva antes o después. Debes tener los pies en la tierra y ser muy realista. En futuros post te indicaremos cuáles son los 10 pasos que consideramos imprescindibles para alcanzar las metas que te propongas y que te puedas superar día a día con tu negocio.

Meta-Emprendedores-Management